explorando-el-valle-de-borau
RUTAS

Explorando el Valle de Borau

Conducimos por la N-240 o antigua carretera de Jaca, una de las carreteras más concurridas de todo el pirineo aragonés. Pero nuestro destino no será la capital de La Jacetania. A pocos kilómetros, dirección Canfranc, tomamos un desvío para encontrar unos valles espectaculares mucho menos transitados: los valles de Borau, Aisa y Aragüés. En esta ocasión nos dirigimos a explorar el valle de Borau… ¡vamos allá!

Explorando el Valle de Borau

Ruta por Borau con David de Ojos Pirenaicos
Ruta por Borau con David de Ojos Pirenaicos

En el pueblo de Borau nos espera David de Ojos Pirenaicos especialista en guiar e interpretar senderos por la naturaleza. Nos vamos de paseo con él y su inseparable perro Yoshi a través de un sendero circular sencillo y muy agradable de unos 6 kms. Antes de empezar dejamos la autocaravana en la entrada del pequeño pueblo ya que el sendero se puede tomar desde allí mismo. Ahora sí que sí, empezamos el paseo.

La primera parte del camino discurre junto al río hasta llegar a la ermita de San Adrián de Sásabe. Al llegar al edificio santo percibimos su energía telúrica, no sabemos si negativa o positiva, pero sí que no querríamos estar por aquí al anochecer… llámanos caguetas… Con la valentía de la luz del día nos adentramos para observar el estado de abandono de esta obra de arte del románico. Durante la Edad Media gozó de mucha importancia pero hoy en día sólo es visitada por ocasionales paseantes.

Ermita de San Adrián de Sásabe
Ermita de San Adrián de Sásabe

Cruzamos un pequeño regato y nos adentramos en un bosque de ribera mientras David nos explica la forma de construir las casas típicas. Todas están coronadas por chimeneas grandes y cilíndricas que se convertían, una vez dentro, en una gran cocina donde se albergaba el llamado fuego perpetuo. Eso es, calorcito del bueno en el largo invierno. Sin él la vida en el Pirineo debía ser un poquito difícil.

También nos cuenta las peculiaridades de la vida en la montaña, para él la mejor vida que existe. Y es que David lo mismo te acompaña por un paseo facilito de ribera que te ayuda a subir una escarpada ladera en Nepal. Su hogar es la montaña. Lo que está claro es que mayores y pequeños, escaladores o paseantes ocasionales disfrutan de su compañía. Principalmente porque le gusta lo que hace y es un enamorado de la naturaleza.

Paseando por el Valle de Borau
Paseando por el Valle de Borau

Paseamos entre hayas, robles y pinos. Con sus palabras nos mantiene atentos y entusiasmados mientras nos cuenta curiosidades como qué tienen que ver un boj con un búho, qué son las egagrópilas o cómo diferenciar los tipos de aves rapaces y buitres mientras vuelan.

El sendero se nos hace corto y termina. David nos deja con ganas de seguir escuchando más historias del Pirineo. Antes de marchar nos recomienda una colina entre valles donde podremos pernoctar. Bajo un intenso cielo de estrellas aprovechamos para practicar la fotografía nocturna.

Practicando la fotografía nocturna
Practicando la fotografía nocturna
0 Comentarios

Y tú, ¿qué opinas?

Tu email no se mostrará públicamente. Los campos requeridos están marcados*