tierra-estella-con-el-mundo-con-peques
MICROPUEBLOS, Navarra, RUTAS

Descubriendo Tierra Estella con El mundo con peques

Visitamos una de las zonas más azotadas por la despoblación en la Comunidad Foral de Navarra, la Merindad de Tierra Estella. Está formada por 73 municipios que van perdiendo población de forma paulatina e incesante, casi la mitad han perdido ya un 20% de su población en la última década.

Pero nuestra visita por estas tierras navarricas no tiene el color triste de la despoblación. Estamos contentos y emocionados porque en esta visita nos acompañarán los amigos de El mundo con peques. Silvia, Gorka, Ainitze y Aner son las 4 patas que forman esta divertida familia con la que no paramos de reír desde que bajaron de su furgo camper. Querían conocer Vanwoow y les invitamos a descubrirlo en primera persona, viviendo experiencias increíbles en micropueblos.

Nuestro encuentro fue en Guirguillano, una minúscula localidad erigida sobre una colina con muy pocas casas y menos aún habitantes. Un lugar donde aparentemente no ocurre mucho, donde un visitante normal pasaría de largo al no encontrar bar, ni tienda ni nadie con quien charlar. En Vanwoow ya hemos aprendido la lección: donde parece que no hay nada y no pasa nada en realidad hay y pasan muchas cosas. Sólo hay que abrir bien los ojos y las orejas y dejarse llevar por el flow rural.

No te puedes imaginar el plan que teníamos preparado para la nueva familia amiga. Esta noche nos vamos a ver las estrellas en el Observatorio Astronómico de Guirguillano. Sí señoras y señores: en esta pequeña localidad hay montado un observatorio con todas sus cositas para ver los astros celestes como si estuviésemos en la mismísima NASA. Hace ya algunos años que un grupo de inquietos aficionados a la astronomía montaron en las cercanías del pueblo de Guirguillano un observatorio astronómico. Y lo hicieron con sus propias manitas, todo un trabajo artesanal y astral. La familia de El mundo con peques no podía estar más contenta ya que también les apasiona la observación de estrellas.

Visitando el Observatorio Astronómico en Guirguillano (Tierra Estella)
Visitando el Observatorio Astronómico en Guirguillano (Tierra Estella)
Visitando el Observatorio Astronómico en Guirguillano (Tierra Estella)
Visitando el Observatorio Astronómico en Guirguillano (Tierra Estella)

A las 00:00 quedamos con Perico, uno de los responsables del observatorio. Amablemente nos cuenta su historia y nos enseña las fabulosas instalaciones. Sin duda lo más espectacular fue meternos en la pequeña estructura giratoria donde está alojado el telescopio artesanal. Grandes y pequeños nos quedamos boquiabiertos al ver con toda claridad los anillos de Saturno. Girando manualmente la estructura nos va posicionando hacia las diferentes estrellas y nos comenta sus peculiaridades. Vemos estrellas y también planetas (Mercurio, Saturno, Júpiter y Venus) La avispada de Ainitze ve algo que le llama la atención en el cielo, ¡dos cuerpos brillantes se desplazan siguiendo la misma órbita! Perico nos aclara que se trata de la estación espacial internacional y de alguna estructura que se le ha desacoplado ¡Acabamos de presenciar un desacople espacial en vivo y en directo!

Viendo estrellas y planetas en el observatorio astronómico
Viendo estrellas y planetas en el observatorio astronómico

Antes de irnos, Perico quiere enseñarnos el lugar más importante para ellos. En una habitación han instalado 3 telescopios profesionales operados desde tres ordenadores y con ellos pueden observar las más recónditas galaxias. La información que extraen de sus observaciones se la envían a la mismísima NASA. Así es: estamos ante un colaborador de la NASA ubicado en el pequeño pueblo navarro de Guirguillano. Y nosotros lo estamos viviendo desde dentro.

¿Quien decía que en este pueblo no pasaba nada? Para rematar la noche, Silvia y Gorka nos enseñan su arte haciendo fotos nocturnas aprovechando esta bonita decoración estelar.  Esta noche, más que nunca, soñaremos con las estrellas.

La luz de un nuevo día no nos dejará ver más estrellas por lo que tendremos que ir a buscar nuevas experiencias. Muy cerquita se encuentra el pueblo de Desojo y nos han informado que esta noche hay Festival Celta ¡Allá que vamos!

La fiesta no comienza hasta la noche así que aprovecharemos para conocer los encantos de este micropueblo de sólo 79 habitantes. En el bar del pueblo nos recomiendan que hablemos con Victoriano.

Vistas de Desojo (Tierra Estella)
Vistas de Desojo (Tierra Estella)

Buscamos a Victoriano en la iglesia, pues hoy es día de ensayar con el coro y no suele perdérselo. Al vernos llegar no se sorprende, más bien parece que esperaba encontrarse hoy con nosotros. Nos recibe con voz amable y nos pregunta: «¿Creen ustedes en la simbología?» Durante un buen rato nos cuenta curiosidades de la iglesia de Desojo que está dedicada a Santa María. Según varía la posición del sol en el cielo a lo largo del día y el año, entra la luz por un huequito de alguna ventana e incide justo sobre una determinada imagen religiosa ¿Intencionado o casual? Esto es digno de Cuarto Milenio…

Visitando la iglesia de Desojo con Victoriano
Visitando la iglesia de Desojo con Victoriano

Pero los tesoros de Desojo no sólo residen en la iglesia. Fuera, repartidas por todo el pueblo, hay muchas más cosas interesantes. Tantas que nuestro nuevo amigo Victoriano las recoge en su libro: Desojo, museo al aire libre. Una picota donde ajusticiaban a los malhechores, un olivo milenario traído por los mismísimos templarios, los restos de un castillo e incluso un antiguo nevero.

Festival Celta en Desojo
Festival Celta en Desojo

En nuestro paseo nos cruzamos con unos atareados vecinos que están elaborando aceites esenciales a base de hipérico y otras hierbas aromáticas. Su elaboración, de forma comunal, es una tradición ancestral.

Nos despedimos de Victoriano, agradecidos por tan interesante ruta guiada por su amado pueblo. Ya se escuchan los tambores celtas. Ha llegado la hora de reír, bailar y brindar. Ya va acabando nuestra bonita experiencia por los pueblos de Tierra Estella.

0 Comentarios

Y tú, ¿qué opinas?

Tu email no se mostrará públicamente. Los campos requeridos están marcados*