lobo-en-la-sierra-de-la-culebra
EXPERIENCIAS WOOW

Observando el lobo en la Sierra de la Culebra

Desde que nos propusimos la ardua pero reconfortante tarea de recorrer todo el país buscando experiencias en micropueblos, uno de los primeros lugares que aparecieron en nuestra lista fue la Sierra de la Culebra en Zamora. Esta zona de Castilla y León es una de las más castigadas por la despoblación de toda España pero en esta ocasión es otro el motivo que nos trajo hasta aquí, aunque también se trata de una historia triste y dura.

Es la historia de un habitante que, al igual que muchos vecinos de estos pueblos abandonados, se resiste a ser desahuciado de su reino. Aunque se defiende a diente y garra, no correrá mejor suerte si el resto miramos hacia otro lado y permitimos que se le haga este cruel mobbing rural.

Esta es la historia del lobo ibérico (Canis lupus signatus), uno de los mamíferos más emblemáticos de la Península Ibérica pero que la gracia humana no ha dejado de perseguir durante siglos hasta hacerlo desaparecer de la mayor parte del territorio.

Precisamente en Zamora y más concretamente en la Sierra de la Culebra, una de las zonas donde el ser humano ejerce más presión sobre la población de lobo, es uno de los mejores lugares para hacer su avistamiento. Quizás sea por la abundancia de ciervos y otros ungulados que habitan estos parajes. Al igual es la misma razón por la que al ser humano también le interesan estas tierras…

Iglesia de Cional
Iglesia de Cional

Hacerle esta visita al lobo en la Sierra de la Culebra no tendría sentido si no fuese guiada e interpretada por Carlos de Lobisome Naturaleza. Nadie mejor que él para enseñarnos en pleno campo todas las características de este precioso animal.

Para encontrarnos con Carlos nos dirigimos hacia Cional, un auténtico micropueblo de escasos 40 habitantes situado al costado del P.N. Sierra de la Culebra.

Será nuestra base de operaciones durante los días de visita ya que cuenta con una playa fluvial estupenda junto al embalse de Valparaíso donde las siestas y pernoctas veraniegas se hacen un poco más frescas.

Iglesia de Cional
Iglesia de Cional
Playa fluvial en Cional
Playa fluvial en Cional

Empieza nuestra aventura lobera, salimos en busca de rastros de lobo 

Damos un paseo por los alrededores del pueblo y nos sorprende lo cerca que podría encontrarse un rastro de lobo. Casi que nos estremecemos al pensar que al caer el sol estos intimidantes animales campan tranquilamente a escasos metros de las casas. Nos lo creemos cuando Carlos nos avisa de que ha encontrado un rastro, bueno, varios: un par de huellas y un excremento que por sus características no cabe duda pertenecen a un macho adulto de estatura y peso medio, que esta mañana desayunó un trocito de jabalí en salsa (esta ha sido mi interpretación personal, no recuerdo bien la que nos hizo Carlos y que seguramente era más acertada)

Paseo con Carlos en busca de rastros de lobos
Paseo con Carlos en busca de rastros de lobos
Rastros de lobo en la Sierra de la Culebra
Rastros de lobo en la Sierra de la Culebra

Tras el rastreo en el campo, Carlos no enseña su colección de huellas y rastros y hace un pequeño taller explicativo para que sepamos más cosillas sobre este animal que si antes nos encantaba ahora que sabemos más de él nos fascina y nos chifla. Nos pueden las ganas de que llegue el atardecer para realizar una espera y poder verlo en vivo y en directo en pleno hábitat natural.

Taller explicativo del lobo en la Sierra de la Culebra
Taller explicativo del lobo en la Sierra de la Culebra

Atardece y es el momento de hacer la espera, con suerte podremos observar al lobo.

Conducimos unos 10 kms hasta una pista forestal desde la que tener una buena vista sobre una llanura donde desde hace algunos días se viene viendo a una manada de lobos. Carlos nos presta el equipo óptico, nos enseña a manipularlo y nos da algunas indicaciones sobre el terreno y sobre por dónde más o menos podremos encontrarlos. Todo esto lo hacemos siempre guardando un estricto silencio para que nuestra presencia no altere la paz natural que desprende este paisaje.

Distinguir el color pardo del lobo de entre el color pardo del brezo seco en pleno verano no resulta nada fácil y más con la tenue luz del atardecer. Pero estamos de suerte y el lobo quiere mostrarse ante sus amigos de Vanwoow que con cariño han venido sólo a saludarle. Un cachorro sale del tupido brezal y recorre algunos metros por un despejado cortafuegos para que disfrutemos de este especial momento que nos llena de alegría. Poco después un adulto repite la hazaña como para darnos el gusto de verlo justo antes de que la luz solar se oculte por completo. En ese momento ponemos fin a esta aventura lobera que no ha hecho otra cosa que aumentar nuestra admiración por este animal y por aquellos que buscan su conservación.

Gracias Carlos por contarnos todo sobre el lobo, tanto las cosas bonitas como las más desagradables. No corren buenos tiempos para este animal y es que, una vez más, estamos demostrando nuestra difícil convivencia con el resto de especies del ecosistema. Volvemos a demostrar que el ser humano es el único ser vivo que no sabe convertir en sinergia una relación de competencia.

2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Antonio
    13 noviembre, 2018 at 4:05 pm

    Una pena que confiéis vuestros hijos a gente que les desea lo peor a los niños . Ante la muerte accidental de un pobre pequeño a consecuencia de una bala este fue su comentario: Carlos Soria Perille “Como el menor estaba relacionado con la caza, es selección natural a favor de la sociedad.Pasa como con los fachas hay que eliminarlos antes de que se hagan adultos, terminan siendo réplicas hereditarias.”. Salió hasta el los telediarios este comentario y parece que la fiscalia está investigándolo.
    Si vuestras experiencias son compartidas con este tipo de individuos que destilan tanto odio…… la verdad que no puedo fiarme de vuestro criterio.
    Por lo demás me parece muy buena idea lo que estáis haciendo, aunque deberíais informaros con antelación de las personas con las que os relacionáis.

    • Vanwoow
      15 noviembre, 2018 at 8:52 pm

      Hola Antonio,

      Desde el equipo de vanwoow estamos totalmente en contra de las faltas de respeto que se hayan originado en las redes sociales a partir de este trágico suceso. Por lo que respecta a las redes sociales que gestiona vanwoow, siempre que podamos eliminaremos aquellos comentarios fuera de tono o que puedan herir la sensibilidad del resto de usuarios. Nuestra causa no es otra que la de dinamizar y ayudar a los micropueblos para que remonten de su situación de despoblación, no queriendo entrar en otras polémicas o temas conflictivos.

      Como comprenderá no somos quién para juzgar a nuestros colaboradores según sus creencias, ideales o posición ante un determinado tema como puede ser estar a favor o no de la caza. Nuestros criterios de calidad se orientan más al trato personal, a la implicación con el territorio y la lucha contra la despoblación, la sostenibilidad y la calidad de la experiencia ofertada.

      De cualquier modo, le agradecemos el comentario el cuál nos servirá para estar atentos y controlar determinados comentarios en nuestras redes sociales.

      Muchas gracias.

      Equipo de vanwoow

Y tú, ¿qué opinas?

Tu email no se mostrará públicamente. Los campos requeridos están marcados*